Dieta Paleo: Qué es y Cómo seguirla

La dieta Paleo o Paleolítica es una forma de retomar la forma de alimentación adecuada para nuestro cuerpo.

La dieta Paleo o dieta del Hombre de las Cavernas, consiste en un sistema de alimentación basado en los suministros que consumían los seres humanos en el período Paleolítico. Es decir, hace unos 10 mil años. 

Sin embargo, esta no es la primera vez que este estilo de alimentación llega a nuestros oídos. De hecho, esta propuesta se hizo muy popular fue en la década de los 70. 

Alimentos paleolíticos

Historia de la Dieta Paleo

En el año 1975, el gastroenterólogo Walter L. Voegtlin publicó un libro en el que defendía la condición carnívora de los seres humanos, por lo que su dieta debía estar compuesta principalmente de proteínas. 

El doctor Voegtlin comparó este estilo de alimentación con la de los hombres del período paleolítico, el cual está compuesto principalmente por: carne, pescado, frutas, verduras, frutos secos y raíces.

¿En qué consiste la dieta Paleo? 

La dieta Paleo busca sincronizar nuevamente nuestro organismo con su genética, en lugar de hacerlo evolucionar con el paso de las eras. Podríamos decir que es una especie de reencuentro con nuestra alimentación más básica.

Ahora bien, es importante mencionar que esta dieta no se refiere a copiar exactamente el menú de la era de las cavernas. 

Por el contrario, se trata más bien a una adaptación, donde el consumo de ciertos alimentos es limitado, como por ejemplo, los productos lácteos, las legumbres y los cereales.

¿Por qué optar por este tipo de alimentación? 

Existen algunos estudios, como el publicado por Journal of Clinical Nutrition, donde aseguran que esta dieta conlleva a beneficios muy significativos para la salud. 

Por ejemplo, afirman que ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre, así como mejorar la elasticidad de las arterias, regulando así la presión arterial. 

¿Puedo perder peso con la Dieta Paleo?

Sí. De acuerdo a algunos estudios realizados recientemente, la reducción de peso y grasa corporal es una de las características que acompañan a esta dieta. 

Sin embargo, es importante señalar que algunas de estas apreciaciones no están totalmente avaladas por la comunidad científica. ¡No olvidemos que toda dieta debe tomarse con cuidado y sin exageraciones!

¿Qué alimentos puedo comer de acuerdo a la Dieta Paleo? 

¿Qué alimentos puedo comer de acuerdo a la Dieta Paleo? 

Los alimentos permitidos:

Como ya hemos mencionado, la Dieta Paleo se basa en los alimentos consumidos por el hombre durante el período paleolítico. Por lo tanto, se refiere a aquello que era obtenido por medio de la caza y la recolección. 

ÍEsto incluye: frutas y verduras de temporada, carnes magras, huevos, pescado (especialmente el salmón, el atún o la caballa), frutos secos y semillas.

Un detalle muy importante es evitar lo más posible los alimentos procesados, prefiriendo los naturales y frescos.  

Los alimentos a evitar:

Además de los alimentos procesados, los seguidores de esta dieta eliminan los lácteos, los azúcares y los cereales como la avena, el arroz, el maíz, la cebada o el trigo, entre otros.  

Del mismo modo, quedan fuera de la dieta los granos (incluyendo cacahuetes, guisantes, lentejas, etc.), legumbres, la sal y los tubérculos. Las carnes grasas tampoco están permitidas en la Dieta Paleo.

Menús para una Dieta Paleo

Si te has animado a seguir esta dieta, te recomendamos algunas propuestas para que las lleves a tu mesa. ¡Algunas suenan realmente deliciosas!

Propuestas para un desayuno al estilo Paleo.

– Propuesta 1: Café sin azúcar,  huevos revueltos con tomate y cebolla y una manzana. 

– Propuesta 2: Café sin azúcar y ensalada de frutas de temporada. 

– Propuesta 3: Té sin azúcar, salmón asado y trozos de melón cantalupo.

– Propuesta 4: Café sin azúcar, tortilla de espinacas, dos rebanadas de aguacate y una naranja. 

El té y el café pueden endulzarse con leches de coco o almendras, lo que le dará un toque exótico y delicioso. 

Propuestas para el almuerzo o la cena

– Propuesta 1: Solomillo de carne de res magra al horno (150g), brócoli al vapor, ensalada de hoja verde, tomate, aguacate, cebollas, almendras, aderezadas con jugo de limón.

– Propuesta 2: 150 g de carne magra, ensalada de acelgas, tomates, zanahoria y remolacha rallada, aderezado con 1 cdta de aceite de oliva.

– Propuesta 3: Pasta de calabacín con 150 g de carne molida en salsa natural de tomate, ensalada cruda aderezada con aceite de oliva. 

– Propuesta 4: 150 g de salmón acompañado de espárragos salteados en aceite de oliva.

Es importante incluir como postre alguna fruta como manzana, pera, naranja o fresas. 

Las meriendas o tentempiés

También es altamente recomendable realizar dos meriendas. Una a media mañana y otra a media tarde. Para ello lo ideal es una fruta, un puñado de frutos secos o incluso alguna de estas propuestas, algo más elaboradas. 

– Propuesta 1: Palitos de zanahoria y apio españa, bañados en guacamole casero. 

– Propuesta 2: Banana asada acompañada de semillas de chía. 

– Propuesta 3: Batido de aguacate, leche de almendras y semillas de chía.

Recomendaciones importantes

Para obtener un buen resultado es importante ingerir suficiente agua y realizar actividad física. También es necesario considerar  la edad, el sexo y la existencia de alguna condición de salud particular. 

Por esta razón, lo más recomendable es asesorarse con un nutricionista que nos ayude a adaptar las exigencias de esta dieta a nuestro propio organismo y estilo de vida.

Beneficios de la Dieta Paleo

Muchas personas han manifestado cambios positivos en su salud, atribuyéndolos a la sana aplicación de la Dieta Paleo. Especialmente, aquellos con una vida activa o que practican deportes.

Algunos de estos beneficios incluyen la reducción de alergias, control de niveles de azúcar, mejoras en la calidad del descanso en las horas de sueño, e incluso control y pérdida de peso. 

Además, mantiene la energía a lo largo de la jornada y ayuda a conservar mejor la dentadura y la calidad de la piel.

Inconvenientes de la Dieta Paleo

Como es de esperarse, esta dieta también presenta algunos inconvenientes, por lo que reiteramos nuestra recomendación de acudir a un especialista para obtener los mejores resultados. 

Entre las consecuencias negativas podrían presentarse problemas renales y cardíacos, debido a la cantidad de proteínas animales. 

Otra afección ante la que se debe estar alerta es la cetosis, causada por la poca cantidad de grasas dentro de la dieta. Déficit de vitamina D e incluso de otras vitaminas que usualmente obtenemos de los alimentos no permitidos. 

Una buena conclusión:

Toda dieta debe realizarse bajo la recomendación de un nutricionista, pues es importante asegurarnos de cubrir las demandas de calorías y nutrientes de nuestro organismo.

Especialmente tomando en cuenta nuestro estilo de vida y el tipo de cuerpo que tenemos. Por lo tanto, la Dieta Paleo no es buena o mala. Es una opción que puede resultar muy beneficiosa si se aplica de la forma correcta. 

2 comentarios en «Dieta Paleo: Qué es y Cómo seguirla»

  1. Probé esa dieta combinada con la cetonica (nada de azucares, glucosa, fructosa)
    Me iba genial, y perdi mucho peso rapido (no era el objetivo)
    Pero a nivel social es dificil de llevar ya que nada de pizzas, de postres etc

  2. Pingback: Mejor dieta para intolerantes al gluten | Hacer dieta 👌

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.