¿El agua realmente adelgaza? mitos y verdades

La respuesta rápida a esa interrogante es: no, beber agua muchas veces durante todo el día no hará que bajemos peso, es cierto que años y décadas atrás se tenía esta creencia.

De hecho se fomentaba mucho el beber mucha agua a lo largo del día para eliminar grasa, toxinas e incluso para hacer que la piel luzca más suave y radiante, pero no es tan cierto.

No podemos decir que beber agua tenga un efecto nulo o negativo, los beneficios son muchos, además de esencial el estar hidratados porque de otra forma no aguantaríamos más de tres días.

El agua no aporta vitaminas, proteínas ni calorías, el agua lo que hace es hidratarnos y permite que nuestro metabolismo funcione correctamente.

Ahora bien, lo que podemos decir que es cierto es que a través del agua se eliminan toxinas y desechos, de esto se encarga nuestro sistema renal, pero no quema grasas, no las elimina.

Por otro lado, es cierto que estar hidratados es bueno, debemos cuidar eso siempre, pero beber agua en exceso también tiene sus efectos negativos, si nos pasamos con la ingesta de agua podríamos sufrir un cuadro de hiponatremia.

Eso provoca que el nivel de sodio en la sangre es muy bajo y esto trae complicaciones a la salud.

¿Cómo ayuda el agua a bajar de peso?

No hay que excedernos al beber agua porque en primer lugar no vamos a bajar de peso solo porque sí y como vimos podríamos causarnos daño.

Por otro lado, esto no quiere decir que beber agua no ayude en nuestra dieta o rutina de ejercicios a reducir kilos, hay cosas en las que beber agua sí ayuda.

Hasta cierto punto beber agua pueda calmar el apetito, temporalmente, pero sí, si durante las comidas bebemos agua o alimentos que tienen alto contenido de agua, la sensación de llenura llega más rápido.

Ese es un ejemplo de cómo sí podría ayudar el beber agua a reducir en cierta medida algo de peso, pero solo haciendo eso no es posible.

Beber líquido antes de las comidas

Esto puede ayudar en cierta medida, pero a pesar de que se diga que hay estudios que avalan que beber agua de esta forma es una forma rápida de perder peso, no deberíamos estar tan seguros.

Pasa lo mismo que mencionamos antes, beber agua 30 minutos antes de las comidas lo que causa es que nuestra sensación de saciedad aparezca más rápido, por lo tanto las porciones de comida que consumimos serán menores.

Mientras menos calorías consumamos al día, más peso bajaremos, pero hay que recordar siempre que esto es relativo.

Depende mucho de nuestro estilo de vida, si somos personas que hacemos ejercicios con frecuencia, sí que bajaremos peso más rápido.

No hay que ser expertos en la materia para saber esto, si consumimos más calorías de las que necesitamos, engordaremos, si quemamos más calorías de las que consumimos, adelgazaremos.

Esto funciona así, el beber agua de esta forma puede ayudar, pero no hay que hacer grandes cambios o sacrificios en las comidas pues no queremos padecer de algún déficit nutricional, así que si decides hacerlo, siempre cuidando tu buena alimentación.

¿Funciona la dieta del agua?

Existen nutricionistas que la recomiendan, pero no se trata de solo beber líquido, es hacer una combinación de ciertas cantidades de agua con otros alimentos.

Puede ayudar, pero si lo haces con ayuda de un nutriólogo sería lo más recomendable.

En cualquier caso, explicamos brevemente esta dieta: es corta, eso para empezar.

No debe durar más de una semana, básicamente debes beber líquidos como normalmente lo haces, entre 2 a 3 litros al día, depende de tu sexo, edad y peso.

Por estas razones es que se recomienda asesorarse con un especialista, no hay una forma específica de llevar esta dieta.

El punto es que a la vez que te hidratas bien durante el día, se recomienda consumir frutas que en su composición tengan líquidos.

También verduras, hay muchas verduras que tienen un buen contenido de líquidos, también puedes alternar entre el agua pura con las infusiones, también zumo de fruta.

Esta forma de consumir agua con otros alimentos puede ayudar a eliminar toxinas e incluso evita la retención de líquidos.

¿Cómo saber si te excedes en beber agua o si necesitas hidratarte?

Esto es muy común de ver en gimnasios, ya que en esos casos sí se debe mantener el cuerpo hidratado en todo momento, incluso en esas situaciones hay que evitar la sobrehidratación.

El punto es que también es bueno saber si estamos mal hidratados o demasiado hidratados, el peligro es que al realizar ejercicios sin tener una buena hidratación es que puedes sufrir un golpe de calor.

Una forma natural y rápida para saber qué tan hidratados estamos es mediante la orina, observando su color.

Si al orinar el color de la orina es de un amarillo intenso quiere decir que las toxinas y desechos están concentrados en poca orina, en otras palabras, nuestro cuerpo necesita más hidratación.

Entonces necesitamos beber más agua y más si estamos a punto de hacer ejercicios.

Lo contrario a esto es cuando vemos la orina de un color muy transparente, mejor dicho sin color, casi como agua pura.

Si esto es así, entonces es probable que estemos bebiendo demasiada agua.

También nos podemos guiar en la cantidad de veces que vamos al baño a orinar diariamente, si orinamos más de 7 veces al día entonces nos estamos excediendo.

Por el contrario, un síntoma de que nos estamos deshidratando es el dolor de cabeza, también puede haber náuseas, sequedad en la boca, en estos casos también hay que cuidar de no deshidratarnos y beber agua.

La piel no luce mejor si nos hidratamos mucho

Aquí estamos ante otro mito, ya no hablamos de bajar de peso, pero es un punto que igualmente debemos tocar ya que mucha gente piensa que es así.

Beber mucha agua no hace que nuestra piel luzca mejor, la piel al igual que cualquier otro tejido del cuerpo humano necesita hidratarse, lo cual no quiere decir que beber mucha agua hará que la piel tenga aspecto de seda.

En todo caso, lo que puede pasar es que el tejido cutáneo al estar sobrehidratado puede bajar en su funcionalidad, el organismo activa un mecanismo de defensa lo que provoca que la piel se note más gruesa de lo normal.

Esto no quiere decir tampoco que debamos beber menos líquido, cuando estamos deshidratados la piel sí presenta un desmejoramiento, si las células de nuestro tejido cutáneo no tienen suficiente agua, tampoco funcionarán bien.

En otras palabras, lo que pasará es que la piel ya no es tan elástica como debería, normalmente en una persona joven la piel es tersa y firme.

Si la persona se deshidrata la piel se arruga con mayor facilidad, podemos notar y comprobar esto simplemente pellizcando nuestra piel, si notamos que se arruga más de lo normal y tarda en volver a su posición normal, necesitamos hidratarnos.

Para concluir, luego de todo lo dicho, el consumo de agua en nuestro día a día debe ser equilibrado, en función a nuestra edad, peso, nuestras actividades cotidianas.

Si queremos realmente bajar de peso de forma saludable, debemos beber agua, pero en conjunto con una buena alimentación y una sana rutina de ejercicios, no confiarnos en simplemente beber mucha agua esperando resultados ya que el cuerpo no funciona así.

204 comentarios en «¿El agua realmente adelgaza? mitos y verdades»

  1. esta dema interezante porque aclara muchos de los mitos que la poblacion a creado con respecto a este tema….. pero bueno lo importante es que hay que tomar agua siempre…

  2. pues la verdad en ke tengo 24 años tengo una bebe de 3 años despues del embarazo engorde mucho pero despues de casi dos años logre bajar de peso tomando agua de piña sin azucar todos los dias sin almorzar pero este año me subi de peso mucho la verdad es ke yo no lo note al principio pues pense ke seria fail bajar de peso mido 145 y estoy pesando 75 kls todo me dicen ke estoy demaciado gorda no se ke hacer para bajar de peso

  3. yo retenìa liquido, cuando empece a tomar un litro diario, comence a elimarlo, me siento bien ahora me tomo 2.5 a 3 litros de agua, se lo recomiendo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.