¿El pan engorda? No necesariamente

Por siglos, incluso milenios el ser humano come pan y siempre se ha tenido esta creencia de que engorda.

En parte podemos decir que sí, en realidad es como cualquier otro alimento que en cierta medida tiene un nivel de calorías y si nos excedemos podemos engordar.

Pero no es correcto «satanizar» tanto al pan ya que existen muchos otros alimentos que consumimos a diario que tienen incluso más calorías.

Entonces, en principio podríamos decir que depende mucho de con qué acompañemos al pan, le echamos mantequilla, margarina, mermelada, nutella, un sinfín de cosas y habría que tener en cuenta eso también.

Pero tampoco queremos decir que su consumo a diario sea saludable, hay diferentes tipos de pan, en general es un buen acompañamiento e ideal para los desayunos y las comidas de las tardes.

¿Por qué nos gusta tanto?, es una buena pregunta, la respuesta sin duda sería que hay tantas formas de preparar el pan y acompaña bien con tantas cosas que no hace falta ser un experto para entender el valor del pan en nuestras vidas.

Vamos a profundizar un poco más sobre el contenido nutricional del pan.

Sus ingredientes que posiblemente sea lo que resulte dañino y otros datos que nos servirán para no sentirnos tan mal al momento de comerlo.

Valor nutricional del pan

Habría que tener en cuenta el tipo de pan, pero en este punto podemos decir que en realidad no son muchos los componentes nutricionales del pan.

Esto debido a que se prepara básicamente con harina y agua, nos tenemos que remitir nuevamente al tipo de pan ya que en algunos se usan otros ingredientes como sal y levadura.

La levadura es lo que le permite al pan tomar forma, aunque puede prepararse sin este ingrediente, esto ya queda a elección de cada quién.

Los componentes nutricionales del pan son los siguientes:

  • Calorías.
  • Proteínas.
  • Grasas.
  • Carbohidratos.
  • Fibra.
  • Magnesio.
  • Sodio.
  • Potasio.
  • Fósforo.
  • Hierro.

Las cantidades dependen del tipo y la masa usada.

Entonces ¿el pan engorda?

La respuesta es que no, ya lo decíamos al principio, de hecho no se recomienda quitarla de nuestras comidas diarias.

Salvo que estés llevando una dieta estricta por un tema de salud.

Es importante aquí señalar que depende mucho de nuestra actividad física, en esencia, si consumimos más calorías al día de las que necesitamos, pues sí, engordaremos.

Por el contrario, si consumimos en cantidades moderadas y a la vez llevamos una vida saludable.

Hacemos deporte, ejercicios y no nos excedemos en las comidas con grasas, azúcares y comida chatarra, no engordaremos.

Generalmente un pan tiene 250 kilocalorías por cada 100 gramos, mencionamos en la lista anterior que tiene grasa.

Pero es una cantidad muy pequeña, la fibra es buena en cantidades moderadas y a esto sumemos el hecho de que esa misma fibra del pan provoca en nosotros la sensación de saciedad.

Dicho esto, en teoría no tendríamos por qué engordar, llevado a la práctica pues reiteramos lo dicho, es que depende de nuestros hábitos alimenticios y estilo de vida. El pan por sí solo no engorda.

¿Es mejor el pan integral que el blanco?

Esta es otra interrogante muy común, lo que se suele pensar es que el integral es más saludable y que no engorda.

Eso no es tan cierto, la realidad es que en cuanto a cantidad de calorías tienen la misma, lo que cambia es la cantidad de fibra, el pan integral tiene mayor cantidad.

Esto lo podemos entender como el hecho de que produce una saciedad un poco más rápido que al comer pan blanco.

Es decir, estamos dándole menos calorías a nuestro organismo, esto puede explicar el por qué notamos que adelgazamos con mayor facilidad al consumir pan integral.

Pero no olvidemos que en general su aporte calórico es el mismo, si nos pasamos en cantidad de panes y no realizamos actividad física, engordaremos.

Aporte nutricional en la alimentación

El pan aporta minerales, vitaminas, incluso proteínas, por lo que no se recomienda quitarla de nuestra alimentación diaria.

Ayuda a mantenernos con energía, de hecho si realizas actividad física como ir al gimnasio, salir a correr o practicas algún deporte, es necesario que el pan esté dentro de tu dieta.

Además estimula la digestión por su contenido en fibra.

Entre las vitaminas que tiene están las famosas B1, B2, B6, tiene ácido fólico, esto impacta de forma positiva en nuestro sistema nervioso.

Además las proteínas de este tipo cumplen una función importante en la regeneración de tejido.

El ácido fólico es muy importante en la etapa del crecimiento por lo que en este sentido es importante para los niños.

Permite una correcta producción de glóbulos rojos y blancos, aquí debemos hacer especial énfasis en el ácido fólico en mujeres embarazadas.

No debe faltar en su alimentación ya que la ausencia de este nutriente podría ser dañino en esta etapa del embarazo.

Los panes más saludables

Ahora que tenemos claro que el pan no engorda, salvo que se den las condiciones para que eso suceda, como puede suceder con cualquier otro alimento.

Es bueno saber qué panes son más saludables.

Ya que hemos visto que se pueden elaborar varios tipos, pero si se trata de elegir un pan o panes que resulten saludables, sí podríamos hablar de algunos.

Todos conocen el pan blanco, el integral y el de molde, no es que sean malos, pero sí existen algunos más saludables y son los siguientes:

  • El pan de avena: en primer lugar hay que destacar que tiene buen contenido de fibra, ya hemos visto que eso tiene beneficios.

Pero también aporta nutrientes importantes como es el hierro, calcio y proteínas.

No se trata de un pan que afecte los niveles de colesterol, es otro detalle a tener en cuenta.

Además, hay que señalar que está comprobado que la energía que nos proporciona resulta ser más duradera y la sensación de saciedad aparece más rápido que con otros panes.

  • El pan de espelta: el nombre se debe a su elaboración, está hecho en base al triticum spelta que es un tipo de trigo y que aporta pocas calorías, siendo también más ligero para la digestión.

Tiene una miga más consistente que el blanco, aunque el sabor es muy parecido al que conocemos todos.

Este pan ayuda mucho a la digestión por su contenido de fibra.

  • Pan de centeno: es un tipo muy popular ya que se considera como uno de los más saludables.

Esto se debe a que el centeno tiene grasa en muy bajas cantidades y por el contrario es rico en minerales, tiene ácido linoleico el cual es en realidad una grasa, pero saludable.

A eso hay que añadir que tiene buena cantidad de vitamina B en sus diferentes tipos, al igual que los panes anteriores también es rico en fibra.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.