El suelo pélvico en el postparto: usa cinturón

El suelo pélvico en el postparto se puede ver afectado si no se toman las medidas necesarias para su cuidado. Mantener la postura, evitar esfuerzos, mantener la higiene, descansar y el uso del cinturón pélvico, entre otros cuidados, ayudarán a evitar riesgos en tus órganos. Toda mujer embarazada debe conocer qué es el suelo pélvico, su importancia y cómo cuidarlo en el postparto, para evitar problemas de salud posteriores.

El suelo pélvico: qué es y qué funciones tiene

El suelo pélvico es aquel que está constituido por un grupo de músculos y ligamentos, que están ubicados en la base de la pelvis. Del mismo modo, el suelo pélvico, forma parte de los músculos profundos que constituyen las paredes que encierran el tronco.

Función del suelo pélvico

El suelo pélvico tiene como función la de sostener las vísceras que se encuentran en el abdomen y la pelvis. De tal modo que, mantiene en su sitio el aparato reproductor, el aparato digestivo y el aparato urinario. Por lo tanto, el suelo pélvico tiene un rol importante en el control de la continencia urinaria y anal. De tal modo que, cuando el suelo pélvico está debilitado, se puede producir incontinencia urinaria o dolor a nivel lumbar.  Por otra parte, se puede producir prolapso, que es la caída de los órganos dentro del abdomen. Asimismo, puede ocasionar disfunción sexual, lo que puede resultar en no sentir orgasmos o mantener dolor durante las relaciones. 

Qué puede causar el debilitamiento del suelo pélvico

Existen diversos factores que influyen en el debilitamiento del suelo pélvico o el daño de este, y entre estos se encuentran: 

El estreñimiento crónico, el cual es uno de los principales factores que producen este problema. Por lo tanto, es recomendable mantenerse hidratado para prevenir el estreñimiento y, además, mantener una alimentación rica en fibra. 

El embarazo, el parto, el postparto y la menopausia, ya que cualquiera de estos puede llegar a producir atrofia y sequedad vaginal. 

Deportes de alto impacto, tales como el vóleibol o el running, también pueden llegar a producir el debilitamiento del suelo pélvico

El suelo pélvico en el postparto

Después del parto, el suelo pélvico queda debilitado, aumentando la inestabilidad de los órganos que este protege. Del mismo modo, esta inestabilidad es un factor de riesgo, que puede incidir en la producción de prolapsos. Los prolapsos son la caída o descenso de un órgano del cuerpo humano, producido a su vez, por la relajación del medio que lo soporta.

¿Qué es el cinturón pélvico?

El cinturón pélvico es una banda confeccionada en material elástico y la cual es ajustable. Asimismo, esta banda, se coloca en la zona que se encuentra por encima del pubis, entre la articulación del fémur y la cadera.

Cuándo se utiliza el cinturón pélvico

El cinturón pélvico será utilizado para producir beneficios en los siguientes casos:

En el embarazo

Es un cinturón que se puede utilizar durante el embarazo, cuando se producen dolores a nivel del sacroilíaco. Asimismo, es indicada durante el embarazo, cuando se produce diástasis de la sínfisis púbica, que es una complicación de este, que produce la separación de dicha sínfisis.

En el postparto

Para proteger el suelo pélvico después del parto, es recomendable, además de descansar y evitar esfuerzos, utilizar el cinturón pélvico para estabilizar la pelvis.

Por lo tanto, este cinturón se puede colocar inmediatamente después del parto, con el fin de dar estabilidad a la articulación de la pelvis. Por otra parte, el cinturón pélvico ayudará a la recuperación del llamado suelo pélvico, afectado durante el embarazo.

Otros casos

El cinturón pélvico también ayudará a personas con incontinencia, atletas y personas con prolapso. 

Cuando usar el cinturón pélvico en el postparto

Se recomienda colocar el cinturón en las primeras 8 semanas después del parto, ya que, en este periodo se produce mayor cantidad de relaxina. De tal modo que, la relaxina es una hormona que permite el acomodo de la pelvis, estimulando su cierre. Se debe tener en cuenta que, el cinturón pélvico se debe utilizar cuando se camina, se va a estar de pie o al realizar esfuerzos.

Cómo funciona el cinturón pélvico en el postparto

Es importante tener en cuenta que el cinturón pélvico no es una faja, sino una banda que va a sostener el abdomen. De tal manera que, esta reemplace la función de los músculos de esta zona y de los músculos lumbares. Por lo tanto, una vez colocada correctamente, logrará la estabilización de los huesos y los músculos que rodean la pelvis. 

El cinturón pélvico ayuda a mejorar la ubicación de la pelvis, la protege y le da estabilidad al cuerpo. Asimismo, cuando hay exceso de presión, el cinturón pélvico proporciona propiocepción postural, es decir que, el cerebro reconocerá la posición correcta de la pelvis. 

Al usar el cinturón pélvico después del parto, este ayudará a producir el cierre de la pelvis, la cual se ha ensanchado durante el embarazo. 

Cómo colocar el cinturón pélvico 

El cinturón pélvico se va a colocar, en primer lugar, en la parte de atrás, por la espalda a la altura del sacro. Una vez colocada en la parte posterior, se extiende desde allí a la parte delantera, ubicándola por encima del pubis. Por último, se procede a ajustar las cinchas laterales, que se encuentran rodeando la cintura desde atrás. Se debe tener en cuenta que, el cinturón pélvico no se debe apretar demasiado, ya que pueden comprimir y causar malestar. Por otra parte, no se debe colocar sin que ejerzan presión, dejándolo flojo, ya que, de esta forma, no cumplirá con su función. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.