Importancia de las proteínas en la alimentación

Solemos escuchar hablar de las proteínas en las dietas y el hecho de incluir alimentos que tengan alto contenido de este nutriente no es mera casualidad.

Hay muchas razones que justifican el siempre tener en cuenta a las proteínas.

Por supuesto, cumplen una función y es también un hecho que para cierto tipo de personas y determinadas actividades, es mucho más relevante su consumo.

Si hablamos de forma general, no debe faltar en la alimentación de nadie.

Sin embargo, como acabamos de decir cumplen una función en el organismo, estas moléculas de aminoácidos en esencia se encargan de la generación de tejido en diferentes partes del cuerpo.

En los niños cumple un rol vital ya que inciden directamente en el crecimiento, hay que decir que cada persona asimila los alimentos con proteínas a un ritmo diferente.

Hay que recalcar ese punto antes de explicar más a fondo el tema de las proteínas y su importancia.

Proteínas: ¿Qué son y por qué son importantes?

Las proteínas son un tipo de macronutrientes y que están compuestos por aminoácidos, estos aminoácidos se encargan de mantener los tejidos y células de todo el cuerpo, además de encargarse del crecimiento.

Por este último punto es que el consumo de proteínas o la necesidad de ellas varía dependiendo de la etapa de nuestra vida.

En la infancia es importante por el crecimiento, en personas adultas la importancia radica como bien dijimos, en el mantenimiento del tejido y células.

Los aminoácidos son unidades básicas de las proteínas, son moléculas orgánicas y existen 20 tipos de aminoácidos, 12 de ellos son producidos por nuestro organismo y son aminoácidos no esenciales.

Los otros 8 son llamados «esenciales» y que precisamente nuestro cuerpo no puede producir, de ahí que los busquemos en los alimentos.

Para dejarlo más claro, si nos referimos a las proteínas, nos estamos refiriendo a los aminoácidos esenciales.

¿Cuál es la importancia de las proteínas?

Ya tenemos una idea más clara de para qué sirven las proteínas, pero si profundizamos un poco más encontramos también que no solo se encargan del mantenimiento de nuestros tejidos.

Las funciones que cumplen diferentes partes de nuestro cuerpo es gracias a la acción de las proteínas.

Nuestras funciones motoras, es decir el movimiento de cada parte de nuestro cuerpo es gracias a nuestro sistema óseo, sistema muscular y sistema nervioso.

Los tejidos musculares, tendones y órganos son los que particularmente necesitan más de las proteínas.

Para poner un ejemplo interesante: cuando una persona entrena en el gimnasio y hacer ejercicios con pesas o mancuernas.

Está quemando tejido muscular, ese tejido se rompe al llegar a un punto luego de varias series de ejercicios.

Los músculos crecen gradualmente gracias a que esa rotura del músculo se regenera con más tejido y hace que efectivamente crezca en tamaño y tenga una forma armoniosa con el resto de músculos del cuerpo.

Sin las proteínas no podría darse esa «regeneración» de tejido muscular.

El mismo principio se puede aplicar a otras partes del cuerpo, pero en diferente forma por supuesto.

A esto hay que sumar que las proteínas también son importantes en la producción de enzimas y hormonas.

Como dijimos antes, la edad juega un rol fundamental en la manera en que actúan las proteínas en nuestro cuerpo.

Otras funciones de las proteínas

No hay un solo tipo de proteína, hay que aclarar eso también, otras funciones que cumplen en nuestro organismo son las siguientes:

  • Catálisis: la pepsina es una proteína que tiene la función de estimular la degradación de los alimentos, actúa por tanto en nuestro aparato digestivo.
  • Regulación: nuestro cuerpo constantemente está realizando diversas funciones, el que todas se lleven a cabo en concordancia a las demás es muy importante.

Ese trabajo de regulación la tienen las proteínas, un caso interesante es el de la insulina que lleva un control correcto de la cantidad de glucosa en la sangre.

  • Recepción: las señales emitidas por el cerebro a cada parte del cuerpo para que realicen determinada acción.
  • Transporte: las proteínas también cumplen esta función, es decir, llevan diferentes tipos de elementos y sustancias de un punto a otro en nuestro organismo.

Por citar un ejemplo, el oxígeno que se encuentra en la sangre y llega a cada parte del cuerpo, es gracias a la hemoglobina.

  • Defensa: en este aspecto ayudan al sistema inmune, en este caso una de las proteínas que entran dentro de este punto es la queratina, protege la piel.
  • Estructura: No solo cumplen funciones de mantenimiento de tejidos, esa resistencia, elasticidad y fuerza que tienen es gracias a las proteínas.

Propiedades de las proteínas

Las proteínas en general tienen dos propiedades, no estamos hablando de sus funciones, sino de qué características tienen.

Las proteínas son estables y solubles, esto les permite conservarse y funcionar correctamente.

La estabilidad hace que tengan una duración en diferentes condiciones, es decir, cómo almacenamos los alimentos, soportan temperaturas altas y bajas.

Así al ingresar a nuestro organismo lo hacen listas para cumplir sus funciones.

La solubilidad nos indica la temperatura de la proteína propiamente dicha, esta característica también permite que logren mantenerse en buenas condiciones.

¿En qué alimentos encontramos proteínas?

No son pocos los alimentos que tienen un buen contenido de proteínas, pero como en todo, algunos son más recomendables que otros.

El alimento que elijas debe ir acorde al tipo de dieta que estés llevando o si simplemente quieres mejorar tus hábitos alimenticios puedes tener en cuenta la siguiente lista:

  • Pavo y pollo: si eliges el pavo, la pechuga tiene un alto contenido de proteínas y casi nada de grasa.

El pollo es parecido, tiene calorías aunque dependiendo de la parte que elijas encontrarás carne con más proteína o carne con más grasas y calorías, en todo caso lo recomendable es comer la pechuga.

  • Huevos: siempre ha existido el debate acerca de su contenido alto en colesterol.

Sin embargo está científicamente comprobado que su contenido de proteínas es muy bueno, además de otros nutrientes.

De hecho los huevos son uno de los alimentos más populares para incrementar proteínas en la alimentación.

  • Pescados: incluyendo diversos tipos de mariscos, es recomendable consumir pescado al menos una vez a la semana.
  • Legumbres: las legumbres abarcan diferentes tipos de semillas y que por suerte en la mayoría de países abundan.

Hablamos de los frijioles, habas, lentejas, garbanzos, no siempre son del gusto de todos, pero son muy saludables ya que también tienen otros nutrientes como vitaminas, hierro y magnesio.

  • Atún: lo deberíamos considerar en el punto mencionado antes sobre «pescados», el detalle está es que no es cualquier pescado.

Es posiblemente uno de los pescados con más contenido de proteínas, además de Omega 3, sin mencionar que es muy sabroso.

  • Nueces: nueces y frutos secos como las almendras, avellanas, semillas de girasol, tienen un alto contenido de proteínas, aunque también de grasas por lo que hay que moderarnos en su consumo.
  • Cereales: aquí hay que hacer énfasis en la avena, es excelente para empezar el día, aunque cualquier momento del día es ideal para comer avena.

Dicho cereal tiene el mejor contenido de proteínas, pero no es el único, el maíz, trigo y otros cereales son buenos para incluir en las comidas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.