La dieta americana: Estadísticas, calidad, y cantidad

¿En qué consiste la dieta americana en los Estados Unidos?

¿Por qué son tan pésimas las estadísticas sobre la prevalencia del sobrepeso y la obesidad en Estados Unidos? ¿A que se deben esos números? Hay muchos factores que contribuyen al aumento de peso corporal y la obesidad.

Uno de los principales culpables es nuestra dieta. Ha habido una disminución dramática en la calidad de nuestras dietas a medida que pasamos de una nación que dependía de la adquisición de alimentos de las granjas locales a una que produce en masa y envasa la mayor parte de lo que comemos.

Esta transición en la producción de alimentos ha afectado el consumo de alimentos, haciendo que los alimentos estén fácilmente disponibles, con poco esfuerzo de nuestra parte, prácticamente en todos lados.

Además, los alimentos que están fácilmente disponibles tienden a tener un alto contenido de calorías, azúcares y grasas, todos los cuales contribuyen al peso adicional.

Desde los bocadillos azucarados en la sala de descanso hasta la omnipresencia de las cadenas de comida rápida, la cantidad y La calidad de nuestras dietas ha evolucionado de tal manera que podemos comer alimentos poco saludables prácticamente sin parar.

En muchos sentidos, era inminente una epidemia de obesidad a causa de la dieta americana.

Calorías diarias en la dieta americana

En cuanto a la cantidad es importante expresar lo siguiente: La cantidad de calorías que una persona necesita por día es muy específica para cada individuo, según el sexo, la edad, la altura y el nivel de actividad diaria.

Sin embargo, el número de referencia, como se ve en las etiquetas de los alimentos, es de aproximadamente 2000 calorías por día.

2000 calorías pueden parecer mucho, pero muchos pueden consumir 2000 calorías en solo unas pocas horas.

Por ejemplo, almorzar y cenar en muchas de las cadenas de restaurantes actuales ( Ej . PF Chang’s, Cheesecake Factory, Arby’s, Olive Garden, KFC Kitchen, Burguer King) no solo puede hacer que alcance el límite de 2,000 calorías, sino que, con muchos de sus platos, ¡te hará pasar el límite calórico en solo dos comidas!.

Y esto no es solo algo que sucede cuando comemos fuera.

Muchas comidas empaquetadas que preparamos en casa también pueden acumular nuestra ingesta diaria de calorías más allá de lo que realmente necesitamos.

En los Estados Unidos, la cantidad de comida disponible es suficiente para proporcionar a cada persona aproximadamente 3.800 calorías por día.

Incluso si se tiene en cuenta la cantidad de comida que probablemente se desperdicia o desecha por día, se predice que el estadounidense promedio consume aproximadamente 2700 calorías por día.

Calidad nutricional de la dieta americana

A continuación, hablemos de la calidad. Al crecer, la mayoría de nosotros aprendimos de nuestros padres o maestros sobre qué tipos de alimentos son buenos para nosotros y cuáles no.

El mensaje era bastante simple: las frutas y verduras son buenas, los azúcares y los dulces son malos.

El resto de los alimentos que comen (incluidas las carnes, los productos lácteos y los productos de cereales / harina) no siempre fueron tan claros, pero deberían consumirse con moderación.

A pesar de que este tipo de «alimentación saludable» que se generó en ellos a partir de un proceso denominado “La edad temprana” es lo que saben en teoría, en la práctica parece que no siguen este consejo.

Esto es evidente porque, según el Departamento de Agricultura de EE. UU.

Las 5 principales fuentes de calorías diarias entre los adultos estadounidenses son las siguientes: postres a base de granos (138 kcal), panes de levadura (134 kcal), pollo y platos mixtos de pollo (123 kcal). ), refrescos / energéticos / bebidas deportivas (112 kcal), y bebidas alcohólicas (106 kcal).

Esto significa que de los 5 alimentos más consumidos por los adultos estadounidenses se encuentran principalmente cereales refinados o azúcares.

De hecho, solo el 8% de la dieta estadounidense promedio parece consistir en frutas y verduras.

Además, ninguna fruta o verdura se encuentra en la lista de los 25 alimentos principales consumidos a diario por adultos o niños, a menos que se cuenten las papas blancas fritas, también conocidas como «papas fritas» (52 kcal, jóvenes; 46 kcal, adultos), que todos ¡Sé que no cuenta como verdura!. 

Entonces, ¿qué constituye la mayor parte de la dieta estadounidense? Según un estudio del USDA de 2010, las carnes, los huevos y las nueces constituyen el 21% de las dietas en los Estados Unidos de América.

Los productos lácteos constituyen el 9%, los productos de harina y cereales son el 24%, las grasas y aceites añadidos son el 23% y los edulcorantes calóricos son el 14%.

Un informe de 2010 del Instituto Nacional del Cáncer sobre el estado de la dieta estadounidense encontró que tres de cada cuatro estadounidenses no comen una sola pieza de fruta en un día determinado, y casi nueve de cada diez no alcanzan el mínimo diario recomendado ingesta de verduras dentro de la dieta americana.

Semanalmente, el 96 por ciento de los estadounidenses no alcanza el mínimo de verduras o frijoles (tres porciones a la semana para adultos).

El 98 por ciento no alcanza el mínimo de verduras de color naranja (dos porciones a la semana) y el 99 por ciento no no alcanza el mínimo de cereales integrales(alrededor de tres a cuatro onzas al día).

No se trata solo de reducir el tamaño de las porciones, sino también de cuestionar qué es lo que están ingiriendo en su cuerpo y comprender por qué lo que deben comer no siempre es lo que tienden a comer.

Factores que influyen en la efectividad de la dieta

Adherirse a solo cuatro factores sencillos de estilo de vida saludable puede tener un fuerte impacto en la prevención de enfermedades crónicas: no fumar , no ser obeso, hacer media hora diaria de ejercicio y comer de manera más saludable, definido como consumir más frutas, verduras y cereales integrales, y menos carne.

Se descubrió que esos cuatro factores por sí solos representan el 78 por ciento del riesgo de enfermedad crónica. 

Si marcamos los cuatro, es posible que podamos eliminar más del 75 por ciento de nuestro riesgo de desarrollar las enfermedades.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.